23.11.16

[VII Liga] 1ª jornada: Reiben

Comenzó la VII Liga de Quimera, y como es costumbre, aunque esta vez con un poco -bastante- de retraso, ¡no podía dejar de rajar sobre ello! 😄 Y más aún cuando este año contamos con una web chulísima para llevar el control de todo, que es esta: http://www.tiendaquimera.com/ligafow/

Para esta Liga, como recordaréis algunos 'fieles' del blog, voy con listas nuevas para mí o para mis rivales. En Late, listas de infanterías japonesa y canadiense, en Mid, mecanizada alemana y tankovy sin infantería soviética.

Mi primera partida iba a ser el enfrentamiento entre los dos generales japoneses de la Liga, Víctor y un servidor. Le ofrecí a mi rival y buen amigo que eligiera él las listas, ya que además en el bando aliado llevamos la lista de canadienses de Market Garden. Así que decidió sacar él a los aliados y dejarme a mí a los japos. 

De su lista, que la comentábamos ya en verano, saqué las ideas para hacerme la mía, por eso son tan similares:
  • HQ: 2 rifles
  • CP completo con 3 RAM Kangaroos con .50 cal
  • CP completo con 3 RAM Kangaroos con .50 cal
  • 3 Bren Carriers
  • 3 Wasps
  • Canadian Arm. Recce con 2 Shermans V y 2 Fireflies
  • 4 M10 3" CT (52nd)
  • Commandos FV
  • 4 25 pdr 
1780 puntos, todo menos lo indicado es CV con mission tactics, repeticiones de baileds y pinneds. De misión, un Total Victory, pero la mesa que nos tocó no iba a ayudar mucho...

Situación aproximada de mesa y objetivos
Lo bueno, que iba a haber noche. Y la hubo, sí señor. Coloqué un pelotón por objetivo, la artillería lo más escondida posible, con los Stuarts entre los dos pelotones de infantes y los Ho-Nis en reserva, a la espera de ver por dónde me lanzaba sus Shermans. Y con mi recon hice la jugada que bien me hizo Juanjo en el último In Tempo y bien que aprendí, ganando de inicio 1 punto de objetivo más. 

Él salió con todo menos con los Bren y los Commandos, esperando que cometiera un error... que cometí, y no sería porque no estaba pensando en él oiga.

En los primeros turnos me dediqué a sumar puntos de objetivo sin parar. A los dos objetivos de mi zona, sumé el del recon y anulé, con el avance de mi infantería, el del otro objetivo que estaba en medio. Pero, y como calculé antes de la partida y luego decidí mandar la estrategia a paseo por el ansia viva de matar a 'katanazos' (si se me permite la expresión) si avanzaba mucho corría el riesgo de dejarle hueco para que sus Commandos entraran a matar desde el fondo de la mesa, así como el recon, cosa que sucedió.

Ale, a avanzar otra vez, ¡que pesao es el general!
Mientras mis dos pelotones avanzaban, sus carricoches encontraron un hueco entre la esquina derecha de mi despliegue y mi artillería, a más de los 20 cm indicados, y justo cabían los tres ahí. Y comenzó a ametrallar. Y comenzó a sacar 6s en el FP, luego, aprovechando el boquete dejado por mi infantería en posiciones avanzadas, llegaron los Commandos a rematarlos. Cualquiera diría: "¡qué putada perder así la artillería!"... Pues teniendo en cuenta que no hizo NADA tampoco fue tanta pena, porque entre otras cosas falló teniendo debajo del range in a los 3 M10 vivos del pelotón (el otro había caído), sacando para impactar 2, 2 y 1. Si me hubieran dejado la habría cambiado en esa partida por, no sé, unos camiones de transporte o así, algo más útil.

Por suerte llegaron mis Ho-Nis para volar a los Brens y reducir a los Commandos, que se fueron por moral en el primer intento, lo que ayudó a bajar la presión. A cambio, los Shermans y su tiro indirecto dieron buena cuenta de mis piezas autopropulsadas.

Tampoco a él le iban del todo bien las cosas. Costó pero los M10 acabaron palmando no sin llevarse puestos antes a mis Stuarts (perdí ya uno en el primer turno), y viendo el avance de mis tropas, en uno de los objetivos decidió montar a su infantería en sus Kangaroos y avanzar. Un momento que mis Nikihakus celebraron enormemente, y decidieron ir corriendo a darles las gracias. Bueno, a eso y a volarlos en mil pedazos. 

Coño, que viene el cansino del Nikihaku, ¡¡¡huid!!!
En el otro flanco, mi infantería seguía disputando su objetivo hasta que aparecieron los Wasps, matando a varios. Por suerte tenía al tipo de la bandera ahí, pero me había quedado ya sin ningún tipo de AT directo, así que tras comprobar que me podía mandar a moral en cualquier momento, decidí forzarle yo la suya, mandando a mi Recon a por su artillería. Mi francotirador, que se tiró toda la partida fallando contra ella, empezó a atinar. Eso, combinado con el terreno, me permitió ir asaltando a su infantería sin fuego defensivo de sus piezas salvo un turno, pero como lo dejó bailed y los japos tienen esa regla especial, participó en el asalto y mató.

Así le forcé la moral de su artillería, que falló, y falló el primer intento de moral de compañía. Victoria sufridísima por 4-3 para mí, en lo que parece va a ser la tónica de la Liga, mucho 4-3.