12.7.16

Banzai Tour 2016: Wargames Almería


El pasado día 9 se celebró el Torneo FoW Wargames Almería 2016, al que tuve la fortuna de poder acudir. Para los que no lo conocen, lo primero les recomiendo visitarlo si hay (eso espero) próximas ediciones. Señores organizadores, que sepan que intentaré fomentar expediciones madrileñas, ¡más aún si tengo disponible la casa!

De izquierda a derecha: mesas de Warhammer, FoW, Magic y Blood Bowl
Lo organizaron en el pabellón municipal de deportes de Huercal de Almería, a 5 minutos en coche desde Almería. Vino a ser un ETC local, con torneos de todo: Blood Bowl (con muchísimos jugadores), Magic, X Wing, Krosmater, FoW, ví a unos dándole a Warhammer, así como hubo una exposición de modelismo, tiendas, asociaciones que aportaban su granito de arena... Todo un festival friki al que, además, acudió gente a ojear y preguntar.

Respecto al torneo de FoW, pues sólo puedo decir que acabé encantado. No por el resultado, que también, sino por el ambiente y la gente magnífica que conocí y algunos a los que además les puse cara. Fuimos 16 los jugadores, un tamaño creo que perfecto para un torneo de un día, con gente de Almería, Andalucía, Alcoy... y un servidor desde Madrid.

Acudí al final con mis entrañables japoneses, que seguían con su tour veraniego, y fueron la sorpresa para muchos. Con una variante de lista respecto a la del 53 torneo de Quimera. Este torneo tenía una regla especial interesante, y es que se iba a decidir el atacante de cada ronda según los resultados generales que obtuviese el bando en la ronda anterior. Eje o Aliado, quien tuviese más victorias atacaría. La primera misión sería Fair Fight, muy apropiada para el desarrollo del torneo, seguido de una Defensive Battle en la segunda y una Mobile en la tercera.

Y como podía tener que defender contra cualquier cosa (que me preocupaba más que el atacar) quería probar una lista con apoyo, sobre todo, de ametralladoras pesadas. Como tampoco tenía claro si tendría las piezas autopropulsadas, tiré por esta combinación:


Sigo pensando, por las pruebas que estoy haciendo, que estos japoneses funcionan mejor a 6 pelotones 'duros' que a 8 blandos, pero no es menos cierto que esta lista se portó.

Primera partida
Vs 3rd AD Tank Company (Bridge at Remagen) de Chalao en un Free for All
El torneo arrancó con la misión que menos me gusta, pero como iba por sorteo pues había que tirar pa'lante. Y para empezar, carros americanos. Una lista con pocos carros (Jumbo/E8/Super Pershing) pero buenos, y con mucha, muchísima artillería: 3 Priests y 4 piezas de 155. No me tocó atacar así que esperé hasta que le pudiera debilitar los Shermans para avanzar a por él.

El sniper fue el héroe del día, dejando pinned casi toda la partida la artillería de 155. Mis unidades móviles palmaron rápido, pero el Zero se cargó al Super Pesrhing tras dos intentos. Los 88 dieron cuenta de un Easy 8, y por un fallo suyo al colocar, dejó el resto de Shermans a distancia de asalto. Los morteros ligeros y los battalion gun los humearon, y, junto al Standard, el pelotón pequeño de infantería acabó con ellos. Sin más apoyo móvil que el Sherman OP, lancé a mis dos pelotones de infantería a por su artillería, ganando por moral 4-3 en el último turno.


Segunda partida
Vs 3rd ID Rifle Company (Road to Rome) en un Fighting Withdrawal
En la primera ronda sólo ganamos dos del Eje, así que tocaba defender. Y me tocó delante una Rifle muy bien equilibrada. Un pelotón de asalto, uno rifle, Stuarts, cazacarros, HMGs, dos baterías de artillería... Si la hubiese tenido que atacar posiblemente lo hubiera pasado mal.

¡Muere cabrón!
Pero me tocaba defender, y aquí las HMGs rentaron. Mientras él reducía poco a poco a mis pelotones de gun teams, yo hacía lo mismo con su infantería, tirando con las ametralladoras y los battalion gun en cuanto había opción. El sniper dio buena cuenta de las piezas de 155, mientras que sus cazacarros se cargaron a mi recon y Stuarts. Al inicio de mi turno 7 de 8 la victoria estaba asegurada, gracias a la regla No Surrender, ya que tenía mi pelotón grande de infantería casi intacto sobre mi objetivo, y aunque me forzara y fallara la moral de compañía iba a disputarlo. Por tema de desempate de puntos al final del torneo, y por darse el gusto, asaltó impunemente a mi 1iC, matándolo, pero terminó ahí la partida. Victoria 4-3.

Tercera partida
Vs 3rd AD Tank Company (Bridge at Remagen) en un Cauldron
Si en la primera partida me crucé con una lista corta de carros, esta sería su némesis. 9 Shermans, Chaffees, Calliopes... pero me tocaba atacar. Así que se hizo de noche y me lancé a por él. Puse los objetivos en sendos bosques, para darme un poco más de chance al asalto. Los Stuarts y los 88 me salieron por los cuadrantes contrarios, 1 y 4, pero por desgracia los dos pelotones de infantería me salieron por el mismo cuadrante. el 2. Por suerte había opción de lanzar un ataque a ambos sin problema.

Bosque+tanques en fila+Nikihakus... diversión garantizada (para el japonés, claro)
Me costó más asaltar con el pelotón grande, y de hecho por primera vez tuve que usar la regla de carga Banzai y la de Human Bullet, pero de alguna forma incomprensible (y para desesperación de mi rival), los Nikihakus sobrevivieron a todos los tiros de MG, a sus propios explosivos, y se cargaron tres Shermans de una tacada. Por el otro flanco, los 47mm entraron y al siguiente turno desalojaron, disparando por el lateral, un Calliope. El otro, junto con el 1iC, fueron asaltos por mi pelotón pequeño, también con otra carga de Nikihakus inmortales. El pelotón de Calliopes pasó la moral pero no remontó al desalojado, con lo que no pudo ir a disputar el objetivo capturado. Victoria 6-1.

Así que, en mi segundo torneo con esta muchachada, pleno de victorias, 14 puntos de 18. Un resultado inmejorable para el poco tiempo que llevo con ellos, y con ganas de seguir. Pero insisto, lo mejor del torneo no fue el resultado, fue el torneo en sí. Buena organización, buena gente, buenas mesas... ¿qué más se puede pedir? Bueno, quizás matar al DJ que puso de fondo música de dudoso gustoso, pero poco más.

Y como muestra de cómo se lo curran, en la foto os muestro el botín que me llevé del torneo: una caja de munición (una por jugador) donde mucho me temo que me cabe todo lo que tengo de Team Yankee, el trofeo curradísimo, una caja de Panzer IV y la medalla del Ranking Nacional. Y, como guinda del pastel, un campo de Blood Bowl con el logo de la asociación que lo organizaba, pagado a un precio magnífico, y que luciré con orgullo siempre que pueda, empezando por el II In Tempo de Quimera.

Sólo diré una cosa: a la que pueda ir, repito. Y una vez más, os recomiendo que vayáis. Merece la pena.