8.12.16

¡Fowniversario!

Facebook, o Caralibro según algunos cachondos, te recuerda todos los días eventos tan importantes en tu historial como aquél meme que compartiste hace 1 año, o una canción que subiste hace 4. Eso cuando no te viene con chorradas como "el video de la amistad", o "tu resumen del año". Asuntos de gran calado vamos, pero que hoy sí que me ha sido útil.

Como muchos recién iniciados a los Wargames en general, y al Flames of War en particular, no perdía ocasión para hacer unas cuantas fotos de mis primeros pasos, las partidas que iba viendo, y resulta que un día como hoy jugué mi primera partida. Hice unas cuantas fotos, las subí a Caralibro.

Fue hace 6 años, el 8 de diciembre de 2010, cuando quedé con mi amigo Kruschov en el búnker de Quimera (quién me iba a decir entonces que acabaría echando tantísimas horas ahí abajo). Él llevaba una Panzerkompanie, con un par de pelotones de Panzer IV, un Tigre, infantería y quizás Nebel o Panzerwerfers. Yo llevaba lo que tenía a mano por entonces, una compañía de carros medios americana, del libro Cobra, que luego sería parte del recopilatorio Turning Tide, y éste luego reeditado como el actual Overlord.

La lista, de la 2nd Armoured Division, debía ser algo así:

  • 2 Shermans 75mm de mando
  • 4 Shermans 75mm
  • 4 Shermans 76mm
  • Pelotón recon de infantería
  • 4 M10 CT
  • 4 piezas de 105
  • 4 piezas de 155 CT
  • AOP

La misión que jugamos, por lo que veo en las fotos, debió ser un Free For All, algo sensato para alguien que empieza. Y por lo que veo, y lo que recuerdo, cometí un gambazo tras otro.

No recuerdo, ni veo fotos, usando nada de humo para cubrir mi ataque, desplegué los cazacarros en medio de la nada confiando matar al Tigre, que lo uso casi como ariete, y salieron despedidos. Quise flanquear con unos 75mm desde donde Cristo dió las dos voces, y no sé en qué coño estaba pensando pero no recuerdo que esos dos pelotones de artillería me dieran mucho resultado.







Sea como fuere, aunque palmé (pero no sé por cuanto), lo que es innegable es cómo me ha marcado el juego desde entonces, la cantidad de buena gente que he ido conociendo gracias a él, los muchos buenos ratos que paso (que compensan a los pocos malos que a veces pasan), los viajes que he hecho (Salamanca por dos veces, Lisboa, Novi Sad, Praga, Almería y este finde Alcoy) y sobre todo las nuevas amistades que han surgido gracias a este hobby. 

Así que sí, hoy la chorrada del Caralibro me ha sido útil. Hoy es mi fowniversario, si es que se me permite semejante horror de palabro 😄