12.11.15

[VI Liga Quimera] 5ª ronda: Rafael Jiménez

Para la quinta jornada de la Liga me tocaba un huesazo duro de roer. Rafa, que lleva ya un par de Ligas o tres, no sólo es tan buen rival como el que más, sino que además llevaba dos listas muy extremas que me podían hacer picadillo. Por un lado, una de carros pesados IS2 cargados de tank escorts a los que conozco de sobra, y por otro una Westfalen ni más ni menos que con un pelotón de dos Konigs y 4 Panzerfaust traps. Fuera lo que fuera, menudo panorama. Como ya había jugado varias con los pepotes, y tenía una derrota, eligió sacarme estos alemanes fanáticos:
  • HQ: dos Panzerfaust SMG, 2 Panzerschrek, 4 Panzerfaust Trap
  • Ersatz SS-Aufklarungs Platoon con 7 Panzerfaust Rifle/MG FT
  • Ersatz SS-Aufklarungs Platoon con 7 Panzerfaust Rifle/MG FT
  • 2 MG42 HMG FT 
  • 2 8cm GW34 mortar FT 
  • 2 Konigstiger (Henschel) RV 
  • Ersatz SS-Panzer Platoon con 2 Panzer III L o M, y 2 Panzer IV G o H con 
  • 3 15cm NW41 rocket launcher RT 
  • 2 8.8cm FlaK36 gun con extra crew RT
Ligeramente distinta de la que me sacó Belwar en nuestra primera partida, esta diría que aún más extrema. Aún no he jugado una Westfalen, pero siempre intentaría meter 3 pelotones Ersatz SS-Aufklarungs, que son los que tienen que darte la partida. Sea como fuere, a todo eso tenía que lanzar mi 3ª acorazada, y nos tocó una mesa de desierto y curiosamente un Hasty Attack, la misma misión que jugamos el año pasado, pero con los papeles invertidos.

Situación aproximada de escenografía, misión y objetivos
Me he comido dos Westfalen, sí, pero el que las dos partidas hayan sido en el desierto me ha beneficiado en el tema de los Panzerfaust traps. Jugando bien el recon, de nuevo podía reducir su impacto. Pero no iba a ser posible. 

Klaus, échale un ojo que ahí falla algo
Él decidió salir con lo previsto: infantería en cada objetivo, los Konigs pegados al fondo de la tabla y aprovechando el bosque, y los 88s con su emboscada inmediata allí. Yo decidí no sacar ninguno de mis pelotones 'potentes', a la espera de ver qué hacía con los Konigs. La infantería avanzaría sobre las casas del centro, los morteros esperarían en la colina junto al objetivo y el recon avanzaría amparado por la cobertura de las acequias. 

Mi ataque inicial se centró en debilitar sus 88s y ahuyentar sus Konigs. Un 88 fue volado por el jeep mortero, mientras que el otro fue presa de la consolidación de un asalto a los Konigs. El ver tanto bazooka cerca los dejaron muy a la defensiva, y cuando llegaron mis reservas lancé un pelotón por cada flanco, para dividirle el uso de los Konigs. Confiaba en que el hecho de impactarme siempre o casi siempre a larga y/o concealed ayudaría. Y ayudó. 

¿Que dice el general que nos sumemos al ataque?
Está de coña, ¿no?
Mientras mis Chaffees, apoyados por los morteros mecanizados cargados de calibres 50, iban barriendo muy poco a poco las 3 traps que los acechaban y a sus reservas que llegaban  por la esquina del 1/2, mis Shermans lidiaban con los Konigs. Mi infantería fue incapaz de hacerles nada y no porque no lo intentaran, lanzando como tres o cuatro asaltos sin éxito. Perdí mis infantes, pero él perdió sus pelotones Panzer, morteros y ametralladoras, que llegaron en las narices de los Shermans (esquina 5/6), muriendo en un periodo breve de tiempo. 

Erradicada la mitad de su ejército, con sus Konigs empeñados en fallar disparos, y cuando los acertaban en fallar FPs, mis tanques se lanzaron a por su pelotón Westfalen, Improvised Armour mediante. Se fueron los dos pelotones, sí, pero en su primer chequeo de moral de compañía falló.

Por tanto victoria 4-3 para mí, tras una partida en la que se demostró que lo más gordo, como eran sus Konigstigers y mi Super Pershing -que no hizo NADA-, no son siempre la mejor opción.