27.11.13

Liga Quimera, 4a jornada: Gaspar Baleriola

Tras la resaca del torneo histórico de Stalingrado había que retomar la IV Liga de Quimera. Ya sólo me quedaban dos rivales de la primera ronda, Gaspar y Miguel Ángel. Hoy he jugado contra el primero, aka Hannibal. Al llevar yo dos derrotas (Álvaro y Jaime) por una de él, me tocaba elegir. Dado que su lista alemana es una oda al AT directo, decidí no exponer a mis pequeñines Stuarts a una muerte probable y decidí que fuera él quien jugara con Stuarts mientras que yo lo haría con mis ingenieros. Su lista es bastante completita, todo CT.
  • HQ Platoon 2 M5A1 Stuarts 
  • Combat Platoons 5 M5A1 Stuarts 
  • Combat Platoons 5 M5A1 Stuarts 
  • Armored Mortar Platoon, 3 sections 
  • Recon Platoon 2 M3A1 Armored Car, 1x Mortar Jeep, 1x Recon Jeep
  • Tank Destroyer Platoon, 4 M10
  • Engineer Platoon with HQ Squad, Weapons Squad and 2 Operating Squads (Command Pioneer Rifle team, 1x Jeep with .50cal AAMG, 2x Pioneer M1917 HMG teams, 4x Pioneer Rifle teams, 3x 2 1/2 ton trucks)
  • Armored Field Artillery Battery with 1 Gun Section (Command Carbine team, Staff team, 1x Observer Carbine team, 2x Jeeps, 1x M2 Halftrack with .50cal AAMG, 3x M7 Priest HMC
Aparte de eso estaba 'emperrao' en llevar un AOP... hasta que se acordó de que estábamos jugando en Mid! De mesa tocó (otra vez para mí) la mesa 1 y de misión una completamente nueva para mí defendiendo: Fighting Withdrawal. 


Gaspar confiaba en su brutal movilidad para asaltarme y desalojarme del último objetivo, el que no iba a poder quitar hasta el último turno. Yo confié en bloquearle, o ralentizarle al menos, todo su avance con alambradas en las zonas más abiertas, dejando tan sólo un pequeño tramo de carretera libre. El resto, o eran alambradas, o sembrados que atascaban. Y al final de esa carretera había 3 Paks esperando.

Sabiendo que su grueso del ejército se iba a lanzar a por uno de los dos objetivos de los lados, teóricamente más asequibles, dejé al primer pelotón de ingenieros defendiendo el objetivo central y disputando el de la izquierda, al segundo pelotón centrado en el de la derecha con opciones de moverse hacia el central. Ambos tenían algo de AT que protegerles en tiro tenso, los Paks en el centro y los AA en el de la derecha. El KV podía apoyar a ambos. El weapons platoon lo dejé mas adelantado con el objetivo de ralentizar a su infantería, y los Panzer emboscados para ver por dónde iban a ir los Stuarts. Repasando errores y aciertos, creo que debí haber dejado un Pak más en la derecha, así como situar 'mi' objetivo en el centro.

Él concentró casi todo sobre el flanco de mi objetivo izquierdo, el que coloqué yo y que sería el último que quedaría en mesa. Salvo unos Stuarts 'independientes', toda su fuerza tendría que pasar por un par de bosques y zonas descubiertas, donde mis Paks esperaban. Creo que se confío en la debilidad de los NW para bombardear, ya que juntó a sus Priests, sus Recon y demás. 

Situación de la mesa en el despliegue
Alemanes (en gris): 1 y 2, Pioniers; 3, Flaks; 4, NW 41; 5, Pak 38; 6, KV 1; 7, Waepons Platoon
Americanos (en azul): 1, Priests; 2, Recon platoon; 3, Engineer Platoon; 4, Tank Destroyers; 5 y 7, Stuarts; 6, Mortars 
En su primer turno logró matarme con los Stuarts al mando de los Flaks. Avanzó con todo lo demás, dejando los recon detrás de las alambradas, a los Stuarts teniendo a tiro al weapons platoon pero lejos de mis Paks y avanzando con la infantería sobre el bosque. Ahí comenzó el festival. de los NW 41. En el primer turno reventaron dos Priests, inutilizando de facto toda capacidad artillería de su lista. Tras el shock de ver cómo ardían decidió darle otro uso al Priest superviviente y emplearlo como arma de asalto. Juntó en el bosque lo que quedaba de la artillería, los recons bloqueados por las alambradas y la infantería avanzando. 

Ante esa oferta, en mi siguiente turno los NW volaron medio pelotón recon, y un par de infantes. La infantería, en una misión en la que es vital moverse cada turno, se tiró varios pinned. Una ralentización vital de cara a la victoria. Los M10 no salían a la espera de los Panzers, y los Stuarts seguían jugando con el weapons, al que le hicieron dos bajas antes de que se retiraran. En los turnos siguientes comenzaría el pim pam pum de los tanques. Salió mi emboscada de Panzers, rematando la labor de los NW destruyendo el pelotón recon y el de artillería. Eso provocó que Gaspar revelara emboscada de los M10, causando una baja en los Panzers. Por el flanco 'olvidado', sus Stuarts murieron en un asalto a la desesperada sobre los ingenieros del objetivo central. Dos destruidos, uno bailed y dos bogged.

Poco a poco logró reponerse a las alambradas, los pinned y sus cientos de fallos de FP, especialmente con los Stuarts para acabar dominando la zona del objetivo de la izquierda. Es más, pese a su mala suerte, especialmente salvaje hoy, pudo haber ganado la partida. Al inicio de su turno 7, a uno del final, logró volarme un Pak, destruirme el pelotón Panzer, y con sendos asaltos destruirme al 2iC y alejarme a la infantería que disputaba el objetivo. Tenía el objetivo tomado pero era inútil, porque con que avanzara con el mando de los pioniers volvería a disputar el objetivo al inicio de su 8o turno, suficiente para que él no cumpliera sus condiciones de victoria y era imposible que me forzara la moral de compañía. Pero, y quizás por darse el gusto, lanzó un asalto final en el que perdió al 1iC (al segundo lo había perdido unos turnos antes) y al otro pelotón de Stuarts. Luego tampoco iba a poder pasar moral de compañía, dándome la victoria por 5-2.

Situación de la mesa en el asalto final
Alemanes (en gris): 1, Pioniers; 4, NW 41; 5, Pak 38;
Americanos (en azul): 3, Engineer Platoon; 4, Tank Destroyers; 5, Stuarts; 6, Mortars

Como dije el día con Jaime Brage, hay días que los 1 y los 2 te visitan para no irse, así como hay veces que esos días los tienen los rivales. Hoy lo tuvo Gaspar, que ya lo tenía bastante difícil ante la que se le avecinaba (y a cierto emperramiento en concentrarlo todo). De la misma forma que en el tenis se pide perdón cuando la bola toca la red y se gana el punto, hoy he ganado a un jugador y hamijo que ha estado completamente gafado. Y hay testigos. Sólo le deseo que el dios del dado le recompense en el futuro. Se lo merece.

A mí ya sólo me queda una partida más de mid, con Miguel Ángel... y a maquinar y repensar las listas de Late